La Asociación de Salvadoreños Residentes en Honduras (ASALHON), con el apoyo de la Embajada de El Salvador en ese país, realizó recientemente un convivio denominado “Noches de amigos”, en el que más de un centenar de connacionales e invitados de otras nacionalidades tuvieron la oportunidad de compartir y degustar platos típicos de la cocina cuscatleca, al son de mariachis y buena música bailable.

“El evento es parte de los esfuerzos que se realizan para recaudar fondos que nos sirvan para realizar los trámites para oficializar la personería jurídica de la Asociación, lo que nos dará la legitimidad para ser parte de varios proyectos”, dijo el ingeniero Luis Marías Solórzano, presidente de ASALHON.

El embajador salvadoreño Carlos Pozo, en tanto, expresó que el apoyo al grupo “es parte del trabajo que se realiza, a partir del mandato del presidente Mauricio Funes de apoyar la formación de asociaciones salvadoreñas en el exterior”.

Para el compatriota Aldo Castillo, quien se desempeña como médico homeópata en el vecino país, el encuentro le permite sentir el respaldo de una Asociación que vele por los nacionales en Honduras, al tiempo que es una forma de conocer y compartir con sus connacionales.

El embajador de El Salvador en Honduras, Carlos Pozo, inauguró en octubre, una rueda de negocios en la que participaron varios pequeños y medianos empresarios salvadoreños, quienes llegaron al vecino país con el propósito de establecer vínculos comerciales  con empresarios locales.

La misión comercial, encabezada por la Agencia de Promoción de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA), estuvo conformada por más de 30 empresarios de diversos sectores productivos, como panificación, licores, farmacéutica, metal-mecánica, confección, así como servicios de animación, diseño gráfico, construcción, entre otros; quienes participaron en un aproximado de 400 citas de negocios, las cuales tuvieron lugar en Tegucigalpa y en San Pedro Sula.

Según datos de PROESA, en los últimos tres años se ha registrado a 500 empresas nacionales que han exportado sus productos a Honduras, constituyéndose este mercado como el tercero de mayor importancia para El Salvador, recibiendo el 13 % del total de exportaciones  nacionales.

En ese sentido, el embajador Pozo aseguró que ese flujo comercial se debe “a que a los hondureños les gustan nuestros productos. Por ello, es importante la labor que vienen a realizar estos comerciantes, de cara a posicionar nuevos productos”.

Asimismo, el diplomático aseguró el apoyo y acompañamiento de la Embajada salvadoreña a todos los  negociantes salvadoreños que busquen abrirse campo en territorio hondureño.

Más de 200 compatriotas llegaron a las instalaciones de la Embajada de El Salvador en Honduras, el pasado 14 de septiembre, para celebrar, junto a los funcionarios de la sede, el 191 Aniversario de Independencia Centroamericana.

Con fervor patriótico, los asistentes entonaron las notas de nuestro Himno Nacional y recitaron  las líneas de la Oración a la Bandera Salvadoreña, declamada por la niña, Gisele Anaya Márquez.

Seguidamente, el embajador Carlos de Jesús Pozo habló de la importancia de la gesta libertaria  y dedicó palabras de reconocimiento a los héroes  independentistas. El funcionario también exaltó el significado de los símbolos patrios e hizo un llamado a mantener los valores  propios de la familia salvadoreña y a compartir el espíritu integracionista de los centroamericanos.

Para finalizar la ceremonia, se realizó un convivio en que los invitados disfrutaron de ricas pupusas, semita y refrescos, al ritmo de la marimba “Alma de Honduras”, conformada por miembros de las Fuerzas Armadas del hermano país, quienes deleitaron a la diáspora al son de música típica cuscatleca y otras clásicas del recuerdo.

En el marco de la celebración del 191 Aniversario de la Independencia Centroamericana, la Embajada de El Salvador en Honduras, junto a la representaciones diplomáticas del resto de naciones de la región, realizaron un acto cívico para conmemorar la gesta libertaria del 15 de septiembre de 1821.

El evento inició con la entonación del Himno Nacional de Honduras, seguido por el Himno de Centroamérica “La Granadera”.

Sería el embajador de Nicaragua, Mario Duarte, quien en nombre de los países del bloque, se dirigiría a los presentes para hacer una reseña histórica de los personajes y acontecimientos que dieron origen a la Independencia centroamericana.

El diplomático también se refirió al proceso integracionista y a los retos que enfrentan, hoy en día, los países de la región para superar las amenazas y adversidades en la ruta del desarrollo y el progreso de sus pueblos, enfatizando que “solo con una Centroamérica unida se podrá avanzar en dirección a tales propósitos”.

En la celebración se contó con la presencia del presidente de Honduras, Porfirio Lobo, acompañado de la primera dama, Rosa Elena de Lobo, y funcionarios de su Gobierno, cuerpo diplomático y representantes de organismos internacionales acreditados en el vecino país.

El recién formado Comité de Apoyo en pro de los estudiantes salvadoreños en Honduras entregó recientemente un donativo en especies a los 91 estudiantes nacionales registrados en la Escuela Agrícola Panamericana “El Zamorano”, y otro más a los 3 educandos de la Universidad Nacional de Agricultura (UNA).

Esta ayuda se enmarca en el plan de acción a desarrollar por dicho comité,  el cual está conformado por funcionarios de la Embajada de El Salvador en Tegucigalpa y miembros de la Asociación de Salvadoreños Residentes en Honduras “Hermanos por Siempre”.

 El donativo consistió en la entrega de artículos de higiene personal a los estudiantes de “El Zamorano”, cuyo monto asciende las 11 mil lempiras. Dichos artículos serán distribuidos por medio de la Bolsa Estudiantil de ese instituto,  administrada por la presidenta de la Asociación de Damas de Zamorano, Soraya de Moreira.

Mientras, los jóvenes connacionales matriculados en la UNA recibieron 3 mil 200 lempiras en artículos de higiene personal, alimentos y material didáctico.

Estas actividades marcan el inicio del trabajo del Comité de Apoyo,  en favor del bienestar de la juventud estudiantil salvadoreña en el vecino país.

Destacados pintores nacionales, así como nuevos exponentes del arte pictórico salvadoreño, participaron durante agosto en varias exposiciones de sus obras en el  marco de la 23 Bienal de Pintura Centroamericana y El Caribe del Instituto Hondureño de Cultura Interamericana (IHCI) 2012, celebrada en Honduras. Los artistas contaron con el apoyo constante de la Embajada de El Salvador en ese país, tanto para el certamen, como otras exhibiciones realizadas en el marco de esta actividad.

La jornada comenzó el 8 de agosto, fecha en la que se llevó a cabo la premiación del Bienal IHCI 2012, sobresaliendo el trabajo de los connacionales Ástrid Suárez y Rodolfo Oviedo Vega, quienes fueron premiados con mención honorífica especial. Sus pinturas fueron escogidas un total de 105 obras de arte, de 91 participantes. De estas, 15 pinturas fueron exhibidas por 13 representantes nacionales.

Un día después, se inauguró en el Salón Cultural Clementina Suárez,  la exposición del artista salvadoreño Miguel Ángel Ramírez, quien llegó a Tegucigalpa para participar en el proceso de curaduría de las pinturas que participaron en el Bienal. En esta actividad, que contó con el respaldo del Centro Cultural Salvadoreño Americano,  participaron el embajador Carlos de Jesús Pozo y la directora del IHCI, Rosario Córdova, quienes coincidieron en que “a través del arte se abren espacios de intercambio y hermanamiento entre nuestros países, entre nuestros artistas y, asimismo, se abren oportunidades y nuevas propuestas para la juventud”.

El evento fue propicio para que el pintor salvadoreño hiciera entrega a los representantes del Club Rotario de Honduras de un retrato de Clementina Suárez (1906-1991), poetisa centroamericana, de quien retoma su nombre la sala de exposiciones.

Miguel Ángel Ramírez presidió, además, un conversatorio sobre su trabajo y el arte salvadoreño, en general, en el que destacó su sensibilidad y compromiso con el tema social, lo que le ha llevado a impulsar proyectos de promoción y desarrollo artístico en nuestro país.

El 16 de agosto, se inauguró oficialmente el certamen regional de pintura.  Los organizadores del evento, en sus palabras de bienvenida, destacaron el apoyo que la Embajada de El Salvador brindó a sus artistas, al tiempo que invitaron al embajador Pozo a presidir el corte de cinta inaugural de la exhibición.

Con una misa oficiada en la iglesia San Miguel, en Tegucigalpa, dio inicio la celebración en honor al Divino Salvador del Mundo, organizada por la Embajada de El Salvador en Honduras, el pasado 4 de agosto.

Fueron muchos los compatriotas devotos que se dieron cita al templo religioso para alabar y demostrar su fe al patrono nacional.

Posteriormente, las instalaciones de la representación diplomática fueron sede de un convivio, animado por la participación artística de compatriotas estudiantes de la Escuela Agrícola Panamericana Zamorano.

También se proyectaron videos en los que se mostraron expresiones culturales y festivas de la tradición de salvadoreña, al tiempo que se degustaron platillos típicos de nuestra tierra.

La celebración fue presidida por el embajador Carlos de Jesús Pozo y por el presidente de la Asociación de Salvadoreños residentes en Honduras “Hermanos por Siempre”, Luis María Solórzano, quienes coincidieron al considerar que la actividad “pone en relieve el espíritu festivo y religioso de nuestras tradiciones, lo que constituye un elemento importante en la identidad nacional de la diáspora y su bagaje cultural”.

El evento fue propicio para dar a conocer algunos de los productos y servicios que ofertan emprendedores salvadoreños residentes en el vecino país.
 

Más de medio centenar de compatriotas residentes en Honduras asistieron a la presentación de la Ley Especial para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante Salvadoreña y su Familia, realizada el pasado 5 de mayo en las instalaciones de la Embajada de el Salvador en el vecino país.

La exposición estuvo a cargo del embajador Carlos de Jesús Pozo, quien se enfocó en los aspectos generales que busca solventar este marco legal, entre ellos “desarrollar los principios constitucionales rectores garantes de los derechos de la persona migrante salvadoreña”, según los establecido en el artículo 1 de dicha ley.

Asimismo, se refirió a los programas que establece la legislatura migratoria, los beneficios que traería a los compatriotas y a las asociaciones de connacionales en el exterior; así como de la conformación del Consejo Nacional para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y su Familia (CONMIGRANTES).

La iniciativa captó la atención de los miembros de la Directiva de la Asociación de Salvadoreños Residentes en Honduras “Hermanos por Siempre”, quienes se comprometieron a legalizar su organización y agilizar los trámites para registrarse en la base de datos de la Cancillería, con miras a formar parte del CONMIGRANTES.

De igual forma, el resto de compatriotas se mostró interesado por este organismo  interinstitucional, el cual busca  elaborar, proponer, canalizar y verificar el cumplimiento de la política integral de protección al migrante y aquellas políticas relacionadas a los vínculos entre migración y desarrollo.

La Ley Especial para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante Salvadoreña y su Familia (LPDM), fue aprobada en marzo de 2011. En las últimas semanas, la Sede Diplomática de El Salvador en Honduras ha realizado una serie de actividades encaminadas a promocionar esta normativa jurídica.

La Embajada de El Salvador en Honduras realizó el pasado 25 de mayo un convivio sspecial de fraternidad con los estudiantes salvadoreños inscritos en la Escuela Agrícola Panamericana “Zamorano”, en el vecino país.

Fueron alrededor de 80 compatriotas los que participaron en esta reunión organizada con miras a reforzar los vínculos de hermandad entre la Representación Diplomática y la comunidad de nacionales que asiste a dicha institución.

En el convivio, nuestro embajador en Honduras, Carlos de Jesús Pozo, saludó con efusión a los educandos y los alentó a “continuar con entusiasmo la meta académica que se han trazado”. Asimismo, se puso a su disposición para apoyarles en todo lo que se pueda desde la Embajada salvadoreña.

El diplomático aprovechó la ocasión para agradecer a los esposos Antenor Romero y Maira Falk, compatriotas encargados de la coordinación de Salida para Asuntos Estudiantiles de dicha institución, por el apoyo incondicional brindado a los jóvenes connacionales.

La Representación Diplomática y Consular de El Salvador en Honduras, en coordinación con la Fundación Hondureña contra el Cáncer de Mama (FUNHOCAM), realizó recientemente una gala de arte salvadoreño, a beneficio de las personas que padecen de cáncer de seno en esa nación.

En la exposición participaron los reconocidos pintores salvadoreños Alex Chávez Sánchez, mejor conocido como “El Aleph” y Mauricio Mejía, quienes pusieron a disposición de la concurrencia sus creaciones inspiradas en la cultura cuscatleca, mezclada con un toque de ficción y de magia.

Al evento acudieron representantes del Cuerpo Diplomático y miembros de la comunidad salvadoreña en Honduras, así como invitados especiales. También se recibió a una comitiva encabezada por el secretario para Asuntos de Vulnerabilidad de El Salvador, Jorge Meléndez, quien se encontraba en una misión de trabajo en el vecino país.

En el arranque de la gala, el embajador salvadoreño, Carlos de Jesús Pozo, expresó a los artistas su admiración “por el realce que le dan al arte pictórico de nuestro país”, y felicitó, además, a FUNHOCAM “por la encomiable labor que realizan a favor de las víctimas del cáncer”.

Los fondos recaudados de la venta de los cuadros serán destinados para  las importantes obras que realiza dicha fundación en territorio hondureño.

Página 12 de 12