Establecimiento de Relaciones

Por casi tres siglos, El Salvador y Honduras y el resto de los países centroamericanos, fueron parte de la Capitanía General de Guatemala, por lo que la Independencia giró alrededor de los acontecimientos pro-independentistas en las provincias del istmo.

En el período que siguió a la independencia, en 1821, El Salvador y los demás países centroamericanos intentaron mantener la unión heredada de la colonia y crearon la República Federal de Centroamérica, siendo el primer presidente Manuel José Arce. Fue en este período que el país promulgó su primera Constitución el 24 de junio de 1824. Sin embargo, la Federación se disolvió en 1839. Luego de la disolución de la Unión se sucedió un período de pugnas entre liberales y conservadores que se prolongó hasta 1871.

Algunos de los estados centroamericanos intentaron varias veces la reconstitución de la República Federal de Centro América, pero estas tentativas fracasaron y costaron la vida a varios de sus iniciadores. Un último intento se llevó a cabo por influencia del Dr. Policarpo Bonilla, Presidente de Honduras, celebrándose un tratado con Nicaragua y El Salvador, en el que las tres repúblicas constituyeron una federación bajo el nombre de República Mayor de Centro América, en 1898. Sin embargo, la iniciativa no logró su anhelo y su vigencia fue muy corta.

Interrupción de las relaciones bilaterales

Las relaciones políticas entre la República de Honduras y de El Salvador se desarrollaron con mayor énfasis en la relación regional, a partir del Proceso de la Integración Centroamericana que inició en la década de 1960.

En esta época, El Salvador logró el mayor crecimiento económico de toda su historia y por su cercanía, Honduras se convirtió en el principal mercado para los productos salvadoreños;

Sin embargo, en 1969 se produjo una guerra entre El Salvador y Honduras, lo que llevó a un rompimiento de relaciones a lo largo de la década de los 70's, restableciendose éstas en 1980, con la Firma de los Acuerdos de Paz por ambos países en la ciudad de Lima, Perú.

Con el restablecimiento de relaciones bilaterales se retomó la agenda pendiente entre ambos países. Asimismo, fueron definidos los límites fronterizos, mediante el Fallo de la Corte Internacional de Justicia en La Haya, Holanda, el 11 de septiembre de 1992.

Por otra parte, la relación entre ambos países se ha visto sustancialmente incrementada en el marco de la Integración Centroamericana, especialmente en las negociaciones de los tratados comerciales conjuntos, como el Tratado de Libre Comercio de Centroamérica y República Dominicana con los Estados Unidos.

Actualidad

Luego del golpe militar de junio de 2009, El Salvador respaldó la posición de los países de la Secretaría de Integración Centroamericana (SICA) y de la Comunidad Internacional, condenando enérgicamente la acción y no reconociendo al gobierno golpista. Además, solicitó la restauración de la institucionalidad en Honduras y el restablecimiento en el poder del ex Presidente Manuel Zelaya.

Con la toma de Posesión del Presidente Porfirio Lobo, quien resultara ganador de las elecciones generales del 29 de noviembre de 2009, el Presidente de El Salvador, Mauricio Funes, manifiestó que trabajaría en un proceso de normalización de las relaciones bilaterales que se vieron afectadas por el golpe militar.

Desde entonces, el gobierno de El Salvador ha apoyado esfuerzos para coadyuvar a la normalización de la situación en Honduras, especialmente su reincorporación y plena participación en el SICA y la OEA. En ese sentido el 20 de julio de 2010 se realizó en San Salvador la Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de Países del SICA, con la finalidad de hacer un relanzamiento del proceso de integración regional.

Durante la Cumbre, el presidente Mauricio Funes manifestó su apoyo al presidente Porfirio Lobo en el esfuerzo para fortalecer la democracia y los derechos humanos en Honduras; además, se impulsó y suscribió una Declaración Especial, en la cual los Mandatarios y representantes de los países miembros expresaron su respaldo y reconocimiento al compromiso y responsabilidad del presidente Porfirio Lobo para garantizar el respeto a la institucionalidad democrática, la vigencia del Estado de derecho y el respeto de los derechos humanos en Honduras.

Gracias a este apoyo, la hermana República de Honduras ha vuelto a formar parte del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), así como de la Organización de Estados Americanos (OEA).